lunes, 8 de febrero de 2010

El talego del pan


Recuerdo el talego o bolsa del pan, colgado en una alcayata en la cocina de la casa de mis padres, descansando, pues el pan se pasaba a la panera, y en espera de cumplir su función al día siguiente. Su función diaria, no era otra, que acompañar a mi madre, o a cualquiera de nosotros si nos mandaban, hasta la panadería a comprar el pan y ser el lugar, donde sin compañía de nadie más, viajaba hasta mi casa.
No recuerdo cuanto tiempo hace que las bolsas del pan, o talego, como también lo llamábamos, se dejó lamentablemente de utilizar, y digo que lamento su desuso, pues a partir de entonces, el pan se empezó a dispensar en un papel a modo de mínima envoltura, (que le quedaba como un pareo a la bañista), o en la famosa y dañina bolsa de plástico.
Recuerdo las bolsas o talegos para el pan, siempre de tela, y normalmente de fabricación casera donde se bordaba a punto de cruz o similar técnica el nombre del objeto a transportar: PAN, Pan, o simplemente pan, (evidenciando menos respeto por las mayúsculas) lucía en la bolsa a modo de indicador incuestionable de que no cabía transportar otra cosa. ¡Esa era su principal y única función!.
El contenedor de loneta, retor, o de una más noble tela de sobrante de retal, recuerdo especialmente las de cuadros azules o rojos, sin duda consecuencia del sobrante de tela, adquirido para la labor de un mantel y sus servilletas, solía ser higienizado semanal o quincenalmente, pasando a formar parte de la colada, como miembro de pleno derecho, y tras ser tendido para su secado, terminaba siendo planchado con el mismo primor que la mejor prenda de la casa.
De nuevo en plena forma volvía a su lugar, en espera de la importante misión que tenía encomendada el día siguiente.
Quizá nuestra vida diaria, hoy no permita vivir dígnamente a la bolsa del pan, pero cuanto mejor sería recuperarla y así dejar de utilizar el plástico que conocemos hoy, pero no sus efectos futuros.
En el blog: una rosa en el desierto, del que he tomado la foto, y en su entrada: bolsa para el pan, recoge la iniciativa del Sr. Serraute, panadero uruguayo, para conseguir que sus clientes utilicen la bolsa de tela, al ir a por el pan.
www.unarosaeneldesierto.blogspot.com

2 comentarios:

  1. Soy seguidora de su blog y le felicito por su desarrollo y dedicación

    ResponderEliminar
  2. Le escribo para congratularme por su propuesta...
    Le seguiré de cerca.
    un saludo

    ResponderEliminar