lunes, 5 de septiembre de 2011

Pastelería Tudanca saca al mercado el dulce Pastel de Aranda



I.M.L. / ARANDA

La empresa arandina Pastelería Tudanca ha querido homenajear a la tierra donde nació y ha creado un pastel al que ha bautizado Pastel de Aranda. Una creación culinaria que es «un pastel crujiente, de hojaldre, que es emblemático dentro de las Pastelerías Tudanca, crema pastelera y un toque de canela. Es un pastel que está extraordinario pero si se le da un toque de calor, es espectacular», aseguró Jesús Tudanca, gerente de la empresa, en una respuesta entre informativa y promocional.
Sus creadores han aprovechado la celebración de la XXV Feria de la Ribera para presentarlo en sociedad con el doble objetivo de darlo a conocer y «para que los arandinos comprueben que aquí, en Aranda, hacemos cosas buenas y confiamos en que, con el tiempo, este pastel se consolide como el pastel referente en Aranda y sea motivo para regalar», como explicó Tudanca. A lo largo de todo el fin de semana, los visitantes han podido probar este pastel individual, que se come en dos o tres bocados, al precio de 1 euro, que se mantendrá a lo largo de todo el año.
Junto a esta novedad, Tudanca anunciaba que durante la semana de las fiestas patronales arandinas sacará un nuevo pastel al mercado, también individual, pero que sólo estará a la venta esa semana al año. «Es el Pastel de la Virgen de las Viñas y es una creación a base de una capa de hojaldre, crema pastelera, otra capa de bizcocho, yema tostada y unas uvas tanto blanca como negra para decorar el pastel», puntualizó Jesús Tudanca. Con esta otra novedad, se mantiene la política de esta empresa arandina que, en fechas señaladas en el calendario como San Valentín, San José, Santa Águeda o Carnavales, realiza dulces especiales. «Buscamos no sentirnos una empresa que viva de la rutina, sino demostrar que innovamos y, sobre todo, ofreciendo mucha calidad», según este responsable de la familia Tudanca.
Con esta idea de los pasteles tanto de Aranda como de la Virgen de las Viñas también persiguen recuperar una tradición. «Tiene un precio barato y yo creo que va a hacer que se recupere la costumbre de entrar a una pastelería a comerse un pastel», animó Tudanca.

(Información y foto, ofrecida por Diario de Burgos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada