viernes, 8 de junio de 2012

Manifiesto sobre el pan de Oriol Balaguer


En plena temporada de eventos sociales y sobre todo familiares, Oriol Balaguer, reconocido por su saber hacer chocolatero y pastelero, ofrece también una exquisita y singular línea de panadería destinada para el consumo particular y para la organización de eventos. Por ello en su planteamiento panadero quiere resaltar el importante papel que juega el pan en cualquier tipo de propuesta gastronómica y en concreto en las de los eventos. Su visión particular destaca las características imprescindibles que debe cumplir el pan en el contexto gastronómico de un menú de catering. En definitiva, situar el pan en el lugar que le corresponde.
Porque si para una singular y cuidada oferta gastronómica en un evento pensamos en productos de calidad, buenas materias primas y excelente preparación, estos mismos criterios deben ser tenidos en cuenta para la elección de los panes, panecillos, mini bocadillos, mini sándwiches, canapés y masas dulces... Por esto, Oriol Balaguer presenta su particular manifiesto:
  • Rescatar los panes como los de antes, artesanos y recuperando sus valores más nobles.
  • Rechazar el empobrecimiento de las materias primas en procesos de producción industriales, y buscar el retorno de los sabores no adulterados, originales.
  • Trabajar para que el resultado sea panes de calidad gourmet. Calidad de materias primas, paciencia artesana en la elaboración y un pan que pueda mantenerse inalterable durante más de un día.
  • Tener en cuenta los sabores y texturas de los alimentos con los que se servirán los panes así como a los ingredientes que irán dentro de los mini bocadillos, mini sándwiches, canapés y tostas. Diferentes texturas de masa -esponjosa, crujiente, melosa- según el acompañamiento.
  • Dar al sentido de la vista y al oído la misma importancia que al gusto. Sugerentes colores repletos de matices que seduzcan a la vista. Crujidos y sonidos que al quebrarse diga todo sobre su textura.
  • Elaborar un creativo y amplio surtido de pan para dar en cada ocasión con las piezas perfectas. Cotidiano, rústico, de maíz, de centeno, de espelta, de aceite, de chocolate y naranja, de cerveza, de pipas, de aceitunas negras, de nueces, de cereales, al agua, pan de hamburguesa, de montaña, focaccia, chapata, austriaco, nórdico, …. También preparan una línea de piezas saladas y dulces en versión mini. Es la línea Miniline. Dulce: mini croissants, mini croissants con chocolate o crema de avellanas y mini ensaimadas. Salada: Mini croissants con ceps y queso, con jamón y queso, sobrasada y queso; mini vienas con jamón, mini chapatas con queso, jamón o longaniza. Mini quiches con cebolla caramelizada y nueces, o de ceps y parmesano, mini tortillas…
En definitiva, OB trabaja bajo la idea de aportar una propuesta de pan y de variedades siempre singular y variada pero sencilla y de excelente materia prima, y que encaje con el resto de la oferta gastronómica del evento.

ACERCA DE LOS PANES DE ORIOL BALAGUER Textura, aroma, paladar. Pan que sabe a pan. Piezas de autor impregnadas de la personalidad característica de la casa que responden a un proceso de elaboración minucioso y reposado. El resultado, un creativo surtido de panes único que cada día salen del horno bajo el sello de calidad de Oriol Balaguer.
La gama de panes está disponible en la panadería Classic Line Oriol Balaguer en el barrio de Sarriá de Barcelona así como en el resto de sus pastelerías en Barcelona y Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada